Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Por qué la oposición a Cristo y falta de fe humana?

Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno, y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón. Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente. Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. (Jn. 10:22-29)

 

Luego de que Jesús se presentara como buen pastor en el Vv. 21, sabemos que acontecen varias semanas entre estos acontecimientos por la fiesta de los tabernáculos (7:2), y la nueva fiesta en que una vez mas los lideres religiosos tienen un conflicto con El, la ocasión ahora es la fiesta judía del “Hanukkah” o la fiesta de las luminarias Vv. 22 (llamada así por las luces y velas que se utilizaban en la celebración). En este escenario Jesús llega nuevamente y aprovechando el escenario se dispone a enseñar sobre su Padre celestial, este mismo es el mismo lugar el “pórtico” en que Pedro predicaría luego regularmente (Hch. 3:11, 5:12). Los lideres religiosos al verlo enseñar con gran ansiedad le incitan a que declare si era el Mesías prometido. La pregunta no era el problema, puesto que responder ante Cristo como enviado de Dios es vital, el problema era la intención con que lo hacían y su falta de fe en la respuesta. Ya que Cristo es el enviado del Dios viviente para salvar (Mt. 16:16).

 

Jesús ya les habia respondido de diversas maneras a esta pregunta, El recibiría honra como el Padre (5:19-23), Él es la puerta (6:48), fue el enviado celestial (6:68), La puerta y El Pastor (10:9-11), Etc. Durante meses Jesús les habia dado respuesta a su inquietud, Jesús fue bastante claro, sus obras ademas, certificaban sus declaraciones y enseñanzas, pero su problema era la dureza de corazon y apego a la religiosidad. Asi que, la razon porque la que ellos no aceptaban ni creían en sus declaraciones, era porque no eran hijos de Dios, no estaban en la condicion de recibir su dirección (Fil. 2:13), tampoco tenían un interés genuino como la Samaritana de buscar a Dios, a quien Jesus se le revela como Cristo (4:25-26). Aquellos que realmente estuvieran buscando a Dios, y deseosos de que El los dirija, aceptarían por fe su dirección, reconociendo que es buena (8:47ª, Ro. 12:2c), hay una dinámica de comunión entre Dios y sus hijos, a quienes se les promete seguridad, algo de lo que ellos notoriamente carecían.

 

Hoy dia, hay personas pueden ser testigos de obras portentosas que Dios realiza, ven la creación con admiración y saben internamente que todo lo creado no puede ser producto del azar, sino que hay un diseño inteligente en lo existente, dentro de estos, algunos llegan a pensar que hay una fuerza o ente que puede estar detrás de todo, pero finalmente concluyen que no es Dios, aunque no tengan una propuesta coherente. El problema no es que no vean las evidencias, el problema es que no desean rendir su voluntad a Dios y vivir para su gloria (5:40), por tal razon, queriendo hacerse sabios se vuelven asi mismo infructuosos para la vida eterna (Ro. 3:12). La resistencia humana en general, no acepta la obra de Dios, porque no quiere abandonar su vida de pecado, se han endurecido o están tan atados que, cualquier señalamiento al respecto endurece su corazón y les aleja de la verdad (3:19).

 

Las enseñanzas aquí son una clara imagen de la diferencia entre una persona que verdaderamente muestra frutos de compromisos con Dios y las que no, independiente mente asista alguna iglesia o actividad religiosa con regularidad, sino posee un compromiso con obedecer a Dios, sino, busca continuamente su dirección y al escucharla, justifica su mal proceder, es porque no ha sido regenerado de sus antiguos pecados y, por ende, no goza de una verdadera comunión con El Padre (Lc. 6:46-49). La fe para algunos se trata simplemente de una serie de creencias que afectan más su ego que su vida diaria, estos llamados creyentes como los fariseos llegan a sentirse mejor que los demas, porque conocen los lineamientos de Dios, ignorando que, por no comprometerse a vivir como Dios desea solo acumulan mas ira para el dia de la ira, puesto que, conociendo la verdad, no procuraron vivirla (Lc. 12:48)

 

Hermanos, pudiera ser que a pesar de tu seguridad como creyente, hayas adoptado una vida que cuestiona los mandamientos del Señor, has olvidado que los frutos espirituales deben ser continuos y constantes en tu vida y que estos como dice (2 P. 1:5-10), son estos frutos que nos mantendrán tanto en firmeza como viviendo la vida de ejemplo que debemos ser en el mundo (Mt. 5:14-16). Amigo, pudiera ser que seas de aquellos que piensan que creer que Dios exista es suficiente, por los sentimientos que hay en tu corazon, pero esto mismo sucede con los espíritus malignos (Stgo. 2:19) y no por esto van a participar de la gloria, la única manera de conocer verdaderamente a Dios es a través de Cristo, su Palabra y Espíritu. Sino rindes a Él, tu vida para que la regenere, solo evidencias incredulidad y la realidad de una perdición eterna que eliges rechazando la gracia de Dios. Ven a Cristo y deja que te guie en luz. Dios te bendiga.

 

Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Genesis 28-30

 

Facebook
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.