Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Entonces Pilato volvió a entrar en el pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Jesús le respondió: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí? Pilato le respondió: ¿Soy yo acaso judío? Tu nación, y los principales sacerdotes, te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?  Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí. Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad? Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito. Pero vosotros tenéis la costumbre de que os suelte uno en la pascua. ¿Queréis, pues, que os suelte al Rey de los judíos? Entonces todos dieron voces de nuevo, diciendo: No a este, sino a Barrabás. Y Barrabás era ladrón. (Jn. 18:33-40) 

 

Aquí vemos a Pilato, vacilante ante la petición de los judíos, a pesar de su ambivalencia política, los judíos expresamente acusaron de Jesús de considerarse rey sobre Cesar (Lc. 23:2), esto es una clara calumnia y difamación como Jesús aquí declara, habiendo, además, enseñado que debería reconocerse humanamente la autoridad de Cesar (Mt. 22:21), es esto, lo que hace que Pilatos pregunte a Jesús si es rey de los judíos “pensando en una posible revuelta social” Cuando Pilato hace la pregunta, Jesús que ya había evitado ocupar esta posición a los ojos de varios judíos (Lc. 6:15) y reiteradamente. Pero Jesús desea saber si el desea saber o solo es un eco de la falsedad de los judíos, obviamente Jesús no se veía peligroso, pero igual hace dos preguntas que pudieran haberle llevado a la gloria ¿Qué has hecho? Aquí Jesús pudo darse como como Mesías, pero no lo hizo y la segunda ¿Qué es la verdad?, Pocas personas han estado tan cerca de la gloria y propósito humano y tan lejos al mismo tiempo como lo estuvo Pilato… 

 

Si los judíos se hubieran tomado el tiempo de hacerse estas mismas preguntas, la historia de los hebreos hubiera sido completamente diferente, sin embargo, se llenaron de incredulidad y dureza de corazón como resalto Esteban (Hch. 7:51), en vez de esto, se llenaron de acusaciones falsas y peticiones fuera del propósito con que Dios les había encomendado tomar la tierra prometida, aquí están dispuestos a matar, levantar calumnia, llenos de envidia, tomando el nombre de Dios en vano y otros aspectos de la ley que están supuestamente defendiendo, culminando con una peculiar petición, liberen a barrabas “queremos a un ex convicto que destruirá los valores de la ley, pero no queremos a este hombre, esto, increíblemente orquestado por quienes promovían la piedad y autores intelectuales de todo el falso espectáculo montado contra Cristo (Mt. 27:21). Superando por mucho el orgullo y la rudeza que acostumbraba Pilato y quedo reducida en su conversación con Jesús.  

 

Todas las respuestas de Cristo a Pilato, a diferencia de los falsos lideres religiosos, mostraban que más que ser un peligro social, era una persona que vino con un propósito espiritual que todo el pueblo debería haber conocido muy bien (Is. 53), Pilato no encontró nada digno de muerte en Jesús, lo mismo que los judíos, solo que estos, estaban dispuestos a falsificar datos, con tal de, mantener sus apariencias religiosas. Mientras que Jesús había venido a dar testimonio de la verdad con el evangelio (Mt. 4:23) instaurando el reino espiritual que habría de ser instaurado en todos los que se acercaran a Él con fe (3:16). Pero los judíos insistieron en su falsedad y Pilato, solo pregunta por curiosidad, si hubiera entendido la verdad, su historia y destino hubieran sido igualmente diferentes, pero actuó más en base a la sociedad y cargo, a pesar, de su propia percepción y los consejos de su esposa (Mt. 27:19).  

 

Hoy día, muchos se acercan a Dios con apariencias de piedad, pero lo cierto es que, no están convencidos de que, Dios sea el medio de la salvación que necesitan, algo que Juan enfatizo no solo como un medio sino, el único medio provisto por Dios para estos propósitos (14:6), ellos están más comprometidos con las hipótesis evolutivas, el libertinaje y desenfreno moral que con conocer la verdad. Cegados por el maligno y sus propios deseos (2 Co. 4:4). Otros se acercan a Dios, solo con ideas humanistas y preguntas que Dios en su soberanía ha decido mantener oculto y lo que ellos toman como excusa para no buscar a Dios, causa de la insatisfacción de su intelecto a pesar de ser conscientes de la realidad de su pecado. El evangelio sigue tenido poder para salvar hoy día (Ro. 1:16-17), pero solo aquellos que se acercan con preguntas sinceras, peticiones honestas y corazones humillados ante la grandeza de nuestro creador (6:37; Lc. 11:9-10). La pregunta más importante no es que es la verdad en medio de un mundo de mentira, la pregunta más importante es que, vas hacer, luego de escuchar que esa verdad te hace libre (8:32). 

 

Hermanos, existe una inclinación natural en el ser humano a querer conocer y comprender todo a cabalidad, aunque Dios haya decidido hacer silencio en algunos aspectos y no decida explicaros otros por lo elevado de su comprensión sobre todo (Is. 55:8-9), nosotros tenemos un claro llamado a caminar por fe (2 Co. 5:7), todo aquello que atente contra este propósito no es conveniente, sustituyamos las demandas insensatas, por ruegos de fe, que se sometan a Él (Ro. 14:23, 12:2), Amigo, pudiera ser que, te hayas escudado en preguntas, demandas, acciones rebeldes o un sin número de cosas que no son las que necesitas en tu vida, pero hoy, puedes decidir hacer las preguntas correctas que tienen que ver con tu destino eterno, te invitamos a venir a Cristo buscando iluminación y salvación (He. 3:15). Dios te bendiga 

 

Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Números 2-4 

 

Facebook
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.