Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El que es de Dios, las palabras de Dios, oye

 

Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días. Y creyeron muchos más por la palabra de él, y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo. (Jn. 4:39-42

 

Juan concluye mostrando la razón por la que le era necesario a Jesús pasar por una ciudad que se consideraba indigna, y lo que significaba que la ciega estaba lista. no solamente quería Instruir a la mujer y que ella diera testimonio, sino que, también quería manifestar su amor aquellos que los judíos consideraban indignos (1 Co. 1:26-29). Esta mujer compartió abiertamente con ellos la verdad y sus corazones evidenciaron que realmente estaban interesados en conocer la verdad de Dios (Jn. 8:47ª

 

Esta, es la imagen que Jesús usa al hablar previamente de la cosecha, refiriéndose a la obra de Dios en esta ciudad.

Estos, movidos por las verdades recibidas de la mujer, le solicitan al Señor enseñarles más de la Palabra, Así, los samaritanos entregaron su fe en El Señor Jesucristo, reconociendo que más allá de sus actividades religiosas, solo en Él, encontrarían la vida que no encontraban en ningún otro lugar (Jn 8:12; Ap. 21:6). Así fue como este grupo de hombres y mujeres, llenos de confusiones religiosas y vidas dudosas Vv. 17ª, 20, 25. Encontraron la verdad, cuando se les encamino hacia la persona del Mesías, Porque, cuando la verdad se cree y recibe con fe, trae libertad (Jn. 8:32).

 

Actualmente vivimos en un mundo mayormente religioso, muchas personas se llaman así mismos creyentes, pero no les interesa la verdad (Os. 4:6a) por eso se vive una fe tan débil, quieren entretenimiento, mensajes psicológicos, emotivos o superación personal, pero hay poco compromiso con escrudiñar la verdad del evangelio y escuchar sobre el pecado, la fe, la fidelidad, etc., esta es la advertencia profética de los últimos tiempos (2 Ti. 4:4). A pesar de nuestras limitaciones, Dios desea que le conozcamos más sobre Él (Je. 9:24), si respondemos con fe a su Palabra y la anhelamos profunda y realmente recibiremos la vida y seguridad que no encontraremos en ningún otro lugar, la clave es ser sinceros ante El Señor en nuestra búsqueda.

 

Podemos expresar nuestras inquietudes, pero permitiéndole que EL nos arroje luz sobre aquellas áreas en las que necesitamos dirección. Cuando hay un deseo verdadero de acercarnos a Dios, Él ha prometido manifestarse personalmente en nuestras vidas (Stgo. 4:8). un encuentro verdadero y sincero con Él, produce un cambio que se manifestara en una vida de obediencia comprometida con buscar la dirección del Señor en todo (Mt. 7:20).

 

Hermanos, tenemos que cuidarnos del llamado “Buffet espiritual” que muchos practican el día de hoy, aquellos que se acercan a la Palabra de Dios seleccionando lo que les parece más conveniente, Jesús advierte seriamente contra este mal (Ap. 22:19), pero aun así, encontramos personas justificando su falta de compromiso y de amor a Dios andando según sus propios deseos, necesitamos evaluar si estamos deseando conocer a Dios, pues es cosa seria que eso no suceda.

 

Amigo, posiblemente estés en este punto de tu vida, buscando Palabra de Dios, dirección en diversas áreas, etc. Lo que debes saber es que Jesús es el camino al Padre (Jn. 14:6) y cuando entables una relación con El podrás caminar en libertad (Jn. 8:36), si tu deseo es Dios esta es la verdad que abrazaras hoy, acepta la obra del evangelio. Dios te bendiga

 

Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Juan 13-15

 

Facebook
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.