Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La verdad es revelada, para quien busca a Dios


De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía. (Jn. 10:1-6)


Dentro de todos los títulos con que es conocido Jesús, el de pastor es uno de los más cercanos e íntimos con el que contamos, tal como se había anunciado previamente, este pastor, seria levantado para consolar y animar al pueblo del pecto (Ez. 34:23), no por nada, luego de unos años con El, y conociendo su obra completa, Pedro le reconoce como el príncipe de los pastores (1 P. 5:2). Aquí vemos a Jesús hacer un énfasis que fue claro para ellos, Jesús menciona al Padre, al reino de los cielos, la puerta que es la salvación que fue ofrecer como Mesías. Aquellos que aceptan su procedencia y propósito, responderán con fe hacia Él, honrándolo con una vida de obediencia. Mientras Dios mismo, se manifiesta en sus vidas como respuesta de la firmeza con que reciben su instrucción (14:21).


Jesús, además, señala que estas ovejas obedientes tienen una estrecha relación con su pastor, porque recibieron del mismo Dios este llamado y lo honraron. No solamente expresan conocerle, sino que, El mismo los conoce, camina con ellas y está pendiente de los peligros que asechan mientras están en su peregrinaje terrenal. Estas se mantendrán siempre seguras, si obedecen y honran al Señor. Una veja identifica la voz de su pastor y la sigue llena de confianza. Obviamente no van a obedecer lo que no conocen, y es allí donde entra la alegoría de los falsos maestros, ellos pueden incitar y hablar, pero finalmente la voluntad de Dios es soberana. Aquellos que no son fieles a la Palabra de Dios lo evidencian tarde o temprano o por sus actitudes, prioridades, o conformismo religioso. Sin importar donde este ahora, las verdaderas ovejas siempre terminarán en el redil de la salvación.


Para todos los antiguos era fácil comprender la ilustración que se hace sobre ovejas y pastores, especialmente por la necesidad continua que tenía una oveja de su pastor, para sobrevivir en diferentes aspectos. La supervisión, dirección, alimentación, limpieza, etc. Eran cosas de las que el pastor debía estar continuamente verificando para proveerles, ya que, estas no pueden valerse por su mismas, parte de esto es lo que siente Jesús antes de la milagrosa alimentación por las personas que tenían diversas necesidades (Mt. 9:36). Jesús fue el más grande de los maestros, a pesar de que, no formaba parte de las escuelas de su época. Y a diferencia de una larga dinastía de falsos pastores, que fueron continuamente reprendidos por Dios (Zac. 11:17), porque no cuidaban ro guiaban realmente al pueblo de Dios, hacia Él.


Así, como el hombre reconoció que Jesús era el Mesías y ellos continuaban ciegos (Vv. 9:38-40), quienes son hijos de Dios conocerán si aquello que están siguiendo o buscando procede de El (7:17), y tendrán un compromiso fuerte con el evangelio, aunque este, no sea tan popular entre las personas que le rodeen, podremos identificar la verdad sobre la doctrina, la fe, la revelación de Dios, el camino a la salvación, y la manera en que debemos vivir (Ef. 4:1). Aquellos que, andan confundidos, o abrazando todo tipo de creencias, actitudes o pensamientos errados, o bien pudieran estar siendo engañados, o bien, buscar a Dios de manera superficial y religiosa y este fue el mal que hizo que los religiosos no aceptaran a Jesús como El Mesías que había mostrado ser.


Hermanos, estamos en tiempos difíciles, se han levantado una gran cantidad de hombres que se autodenominan ciervos de Dios (Mt. 24:11), que hace difícil nuestro compromiso con Dios y su obra ante tantos malos, ejemplos que se escuchan el día de hoy. Pero la palabra sigue estando ahí, para iluminar y guiar aquel que desea agradar a Dios y siempre habrá hombres que comprometidos con el llamado que Dios les ha hecho, nos guiaran hacia Dios y capacitaran para seguir su voluntad, debemos ser maleables y escuchar aquella voz siempre que permanezca en armonía con la voluntad Dios, siendo la obediencia a estos lideres uno de esos mandamientos (He. 13:17). 


Amigo, nadie más que tu sabe, las luchas, tentaciones, problemas y demás que estas viviendo, si realmente deseas ser ayudado, tienes que orar a Dios que abra tu entendimiento y tu corazón, para identificar la condición espiritual en la que estas (Ro. 5:12), y de esta manera por la fe (Hch. 2:38), puedas recibir el cuidado que Dios desea obrar en tu vida, por Cristo. Dios te bendiga.


Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Genesis 16-18

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.