Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Dios confirmo el ministerio de Jesucristo

 

Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado. También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto, ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis. Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí… (Jn. 5:33-39)

 

Jesús “Que no descansaba en que Juan lo había identificado como Mesías Vv. 34b” Señala que Dios mismo ha respaldado el mensaje y ha mostrado su poder en medio de ellos, con aquel sufriente hombre que sano y libero de su enfermedad Vv. 8-9. Cada acto de compasión y misericordia mostrado, era una muestra del amor de Dios y su deseo de que ellos pudieran identificar el propósito de Cristo para sus vidas (2 P. 3:9). Ellos querían un Mesías poderoso que hiciera prodigios y grandes señales, y aunque sí hizo maravillas (Hch. 2:22) no fue para satisfacer los deseos vanos de ellos que olvidaron que el amor de Dios seria manifestado para todos, tal como había sido escrito en el pasado y ellos habían olvidado (Gn. 12:1-3).

 

Nicodemo pesar de su religiosidad identifico que Dios estaba respaldando el ministerio de Cristo (Jn. 3:2), lo mismo sucedió con un hombre que habiendo nacido ciego y sin esperanza recibió la vista y una nueva oportunidad para vivir (Jn. 9:31), aun viéndolo de primera plana e identificando su poder, ellos se resistían. Por como Jesús señala, ellos no tenían la Palabra de Dios en su corazón, por eso le rechazaban, por esto, Cristo, en su perfecta autoridad, y hablado por EL Padre arremete contra ellos señalando que ellos a pesar de leer, no estaban poniendo atención a las escrituras, los discípulos del camino a Emaús evidencian la necesidad de ser instruidos realmente en la Palabra de Dios, como lo hizo Cristo aun después de su resurrección (Lc. 24:27).

 

Que maravilloso poder decir que Dios está obrando y prosperando la obra de nuestras manos, Dios le comunico a Josué lo que debería hacer, si realmente deseaba ver el favor divino en su vida. Debería desarrollar un fuerte compromiso por conocer y aplicar la Palabra de Dios en su vida (Jos. 1:6-9). Este había sido un mensaje que se había repetido continuamente a la luz del antiguo pacto (Dt. 29:9), sin embargo, los judíos fallaron porque se conformaron con sus sistemas religiosos y se apartaron de la verdadera adoración. Esto es muy importante porque igual que ellos, podemos caer en el error de que ir a la iglesia, orar, escuchar música cristiana o hacer alguna actividad aquí o allá serán suficientes para que Dios se manifieste en nuestras vidas, pero no se trata de lo que hacemos, sino de donde esta nuestro corazón (Mt. 6:19-21).

 

Cuando nuestras vidas están comprometidas con conocer a Dios y su voluntad, esta abundancia espiritual, hará, que podamos procurar siempre hacer aquello que es agradable delante de Él, y esto es lo que nos encaminará a ver su favor en nuestras vidas (Jn. 14:23). La búsqueda de Dios es mucho más que las acciones externas, se trata de un deseo genuino de encontrar satisfacción en Dios mismo no solo en sus favores o dones, Jesús aseguro que cuando lo más importante para nosotros es buscar a Dios, todo lo demás será añadido en nuestras vidas (Mt. 6:33)

Hermanos, en un mundo tan materialista y sin identidad que busca su identidad más en lo que posee que en lo que es en Cristo, se hace necesario, recordar que nuestra ciudadanía está en los cielos (Fil. 3:21) y que todo el valor que tenemos está en lo que Dios dice de nosotros, ya que para el somos especial tesoro (Mal. 3:17ª). 

 

Si desarrollamos un corazón centrado en El, con un conocimiento equilibrado de quien es El, podremos caminar con una verdadera seguridad de que Dios bendecirá la obra de nuestras manos, porque así Él lo ha prometido (Je. 17:7-8). Amigo, pudiera ser que haya éxito en tu vida de diferentes maneras, pudiera ser que incluso, sientas que todo en tu vida está bien gracias a tus esfuerzos, hay dos cosas que debes considerar, primero en su bondad Dios tiene misericordia para que el hombre venga a buscarle (Mt. 5:45), pero también satanás intentara apartar tu mirada de Dios, por eso señala (Mt. 6:24) no puedes amar a Dios y las riquezas, porque aborrecerás a uno, es nuestra oración que, Anheles, disfrutar de la verdadera bendición que el hombre puede alcanzar, disfrutar de una plena comunión con Dios y tener la promesa de la gloriosa eternidad, pon tu fe en Cristo. Dios te bendiga.

 

Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Hch.  25-28

Facebook
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.