Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La motivación correcta para buscar a Cristo


Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá? Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado. (Jn. 6:25-29)


Juan continua su relato con aquella multitud encontrando a Cristo del otro lado, siguen con la cuestión de cómo había llegado allá, Él pudo haberles comentado sobre el milagro de caminar sobre el mal y calmar las tormentas, pero esto solo haría que su deseo de volverlo rey buscando sus propios intereses aumentara Vv. 15. En vez de esto, les hace ver que su búsqueda es por motivos incorrectos. No habían sido impactados por sus palabras que penetraron en sus almas (He. 4:12), sino que, buscaban el pan y un candidato que hiciera una revolución social para su época. Aun el mismo milagro de la multiplicación (Mr. 6:52) Señala que ellos no lo habían entendido porque sus corazones estaban endurecidos, y solo pensaban en su condición social.


Jesús reprende su vano materialismo, ellos tenían suficientes señales para identificarlo como Mesías, pero en vez de eso, están buscándole por cosas pasajeras en vez de capacitarse para hacer tesoros en los cielos (Mt. 6:19-21). Jesús entiende la necesidad por las cosas materiales que tenemos como seres humanos, Él fue que trajo a colación el tema de proveerles Vv. 10-11. Sin embargo, les da más valor a las cosas espirituales (Col. 3:1-2). Y así como ellos se esforzaban por lo material, deberían intentar hacerlo por lo espiritual para mayor provecho, esta era una invitación para poner su mirada en El cómo salvador Vv. 35. Jesús quería llegar a los corazones de ellos proveyendo a sus necesidades y ellos erraron no lograban ver más allá. Preguntan qué acciones pudieran hacer para ganar la salvación, quieren además mostrar cierto interés espiritual, Jesús simplemente les dice, lo que necesitan es tener una fe verdadera (He. 11:6). Aquella que busca al Mesías, buscando una solución al pecado en sus vidas


Es un hecho universal que todos nos sentimos más atraídos a lo material que a lo espiritual, en ocasiones, podemos buscar a Dios por motivos económicos, materiales, sentimentales, familiares, etc. pero no siempre son espirituales, Dios quiere que veamos a Cristo como lo primero que Él es, El salvador que nosotros necesitamos para perdón de pecados, esta sería la dicha más grande que cualquiera pudiera experimentar (Sal. 32:1). Para necesitamos creer. Y buscarle con un alto deseo de obedecerle y vivir para gloria de Dios (Col. 3:23). Esta es sin lugar a duda, no solamente una buena razón para buscar a Dios mediante Cristo, pero otros aspectos que pudiéramos resaltar es la gratitud que debemos mostrar por ser escogidos por Dios.


Hoy es un buen momento para analizar ¿cuáles son las razones que me motivan acercarme a Dios? ¿Qué tipo de actitud o corazón modelo mientras me acerco cada vez más al Señor? Dios es bueno en todo momento, y permite que su gracia de alguna manera obre sobre todas sus creaturas, una vez que somos adoptados como hijos por la fe (Jn. 1:12), tenemos que comprometernos en buscar a Dios para cumplir con aquellos planes que ha trazado para con sus hijos (Ef. 2:10). Esta vida será satisfecha desde adentro hacia fuera, la paz de Dios y los frutos del Espíritu Santo serán manifestaos en nuestras vidas (Ga. 5:22-23).


Hermanos, Ciertamente ya tenemos la salvación que nuestras almas necesitaban, pero ¿ya es eso todo lo que necesitábamos en términos espirituales? ¿No necesitamos apoyo en nuestros caracteres, nuestras aptitudes pecaminosas, nuestras familias, nuestro llamado, etc.? Estas y otras cosas perdemos de vista porque no estamos menguando como deberíamos para que Dios y su obra aumente en nosotros (Jn. 3:30), si nuestra fe es firme y constante, Dios completara la obra que ha iniciado en nosotros. 


Amigo, Puede ser que en tu vida haya diversas necesidades, pero tu mayor necesidad en poder tu fe en Cristo, esto es mucho más que la comida o bebida, lo único que tienes que es eterno es tu alma, y esa alma vivirá para siempre, sea que, sea librada de la condenación o sea que, tú te dirijas hacia el castigo por la incredulidad (Jn. 3:18), hoy te animamos a poner tu mirada en Cristo. Y buscarle como salvador no por razones secundarias. Dios te bendiga


Acompáñanos a leer la Biblia en un año: 1 Corintios 10-12

Facebook
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.