Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Jesús recompensa la fe de los que creen 

Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.  Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir. (Jn. 11:38-44

 

Jesús finalmente se dirige al sepulcro a ver la tumba de Lázaro para hacer su obra, y se conmueve una vez por el impacto del pecado en el corazón, María y Marta lo miran entristecidas mientras solicita quitar la piedra, ellas saben que ya el cuerpo esta descompuesto, a pesar del incienso, ya que los judíos no embalsamaban, a los cuatro dias, el hedor opacaba las especias. A lo mejor ellas piensan que Jesús solo quiere dar su despedida al cuerpo, pero Cristo, le recuerda su conversación anterior para que sepa que aquellos que creen, verán a Dios operar maravillas en sus vidas. Todo esto podría ser obtenido mediante la fe, la cual activaría la gloria de Dios en medio de ellos (Mr. 9:23). Fe, que Jesús esta por crear en sus corazones.

 

Jesús solo ora agradecimiento a Dios, dando por sentado que su petición ya había sido oída y respondida. La razón por la que se eleva esta oración, es para testimonio de la multitud que les rodea para mostrarles una nueva señal como enviado de Dios, como hijo (9:4-7). Luego de agradecer a Dios, levanta su voz fuertemente y le ordena a Lázaro salir fuera. Con palabras puntuales, y sin las algarabías que se quieren hacer hoy día, actuando en el nombre de Dios. haciendo declaraciones presunciosas que no logran llevar a cabo. Aquí Lázaro responde a la voz de Cristo y así, se les quita el sudario y todos ven a Lázaro vivo junto a su salvador. Así, todos son impactados por esta obra de amor y gloria que manifestó. 

 

Al igual que Lázaro resucito, nosotros también venceremos eventualmente la tumba para siempre (1 Co. 15:54), Pablo además señala en los Vv. 20-22 que, así como en Adán todos mueren, en Cristo serán vivificados. Todas estas manifestaciones del poder de Dios en manos de Cristo, son la señal que, Dios usa para que el hombre entienda sus propósitos y lo indispensable de su labor (14:6), hoy día, se intentan duplicar las obras de Jesús, pero solo El, es quien tiene verdadero poder aun sobre la muerte. Y solo mediante la fe en El, el hombre podrá experimentar maravillas en su vida por la fe (Mt. 17:20). A pesar del escepticismo que esta sociedad ha desarrollado, solo para buscar sus propios medios y verse frustrada ante la realidad de sus limitaciones. Solo en Cristo tendremos un fundamento seguro (1 Co. 3:11) y podremos ver por fe su poder, mientras agradamos al Padre en la victoria de Jesús (He. 11:6).  

 

La falta de fe es directamente proporcionar a la pretensión del hombre de ser auto suficiente, las palabras dependencia y búsqueda de lo espiritual en este contexto social son vista como debilidad o algo sin sentido y el hombre ha pretendido funcionar sin la dirección divina en consecuencia, el deterioro social, familiar, espiritual, moral y en las demás áreas del ser humano, sigue en aumento, pero sin la aceptación real del fracaso humano, al querer intentar alejado de Dios (Ro. 1:21, 25). Si el hombre desea ver un verdadero despertar en su corazón y cambio en su vida necesita (2 Co. 5:17), para esto debe poner su mirada en Dios aceptando la obra de Cristo a su favor (14:9), este llamado de Dios a buscarle y dar la espalda al pecado (Stgo. 4:8), es para que experimentemos, aquello que solo en El, puede manifestarse. 

 

Hermanos, en este momento, se hace muy necesario que cultivemos una fe firme en Jesucristo, no solo para afianzar nuestra seguridad de salvación (1 Jn. 5:12), sino, porque Dios desea manifestar su gloria y poder a través de nuestras vidas (Ef. 2:6-7), y esto se logra mediante la fe y el compromiso con su voluntad (14:21). Tenemos que entender que Dios sigue teniendo la integridad de todo su poder para no actuar en ocasiones como aquellos que no tienen esperanza y vivir continuamente con una fe débil y decadente, cumpliendo aquellas obras que Dios planifico para que anduviésemos en ellas (Ef. 2:10). Amigo, la fe es vital si deseas tener una verdadera comunión con Dios, para acercarse a Dios es necesario el reconocimiento del pecado y el arrepentimiento, pidiendo perdón a Dios en nombre de Cristo para recibir el deseo de una nueva voluntad contraria al pecado (Hch. 3:19Pr. 28:13) Tú sabes la realidad de tu necesidad, ya para este momento deberías saber que solo Cristo es la respuesta. Dios te bendiga.

 

Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Genesis 49-50, Éxodo 1 

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.