Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cuando el poder del evangelio es recibido


En esto vinieron sus discípulos, y se maravillaron de que hablaba con una mujer; sin embargo, ninguno dijo: ¿Qué preguntas? o, ¿Qué hablas con ella? Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él. Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come. El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis. Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer? Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. (Jn. 4:27-34)


Cuando Jesús termina de revelarse a la mujer como el salvador del mundo, los discípulos llegan y lo ven hablando con ella bastante sorprendidos, al verle romper el protocolo de la cultura, esto fue usado por Jesús para mostrar a los discípulos la amplitud y alcance del evangelio (Ro. 2:11, Ga. 3:28). La mujer entonces, sale disparada a la ciudad emocionada por su conversación con Cristo y va a compartir aquella gran noticia sobre su encuentro con El Salvador, puesto que ella, ya había tenido convicción de su pecado y había creído en Cristo como Mesías (Ro. 10:15b). Aquellos religiosos de la época, conscientes de su necesidad y movidos por el testimonio de la mujer van donde Cristo, mientras esto sucede, Jesús rechaza el alimento físico se identificándose como enviado de Dios y da más valor a cumplir sus propósitos en la tierra, viendo la salvación (Lc. 15:10) y a esto se refiere cuando habla de hacer la voluntad del padre (Lc. 19:10), algo que más adelante ellos comprenderían y deberían hacer (Mt. 28:18-10). Ellos no entienden completamente lo que está sucediendo, pero lo entenderían después.

Esta una maravillosa ilustración cuando el evangelio es comprendido y aceptado por fe, encontramos dos aplicaciones que dependen completamente de la obra de Dios en nuestras vidas una vez que hemos sido participantes de ese poder (Ro. 1:16). La fe es vital cuando hablamos de participar de la palabra de Dios (He. 11:6), Obedecer su Palabra y anhelar ponerla en práctica es la muestra más sublime del corazón varadamente arrepentido (Jn. 14:15). La Biblia es el medio por el cual, Dios hace evidente la realidad de nuestro corazón (He. 4:12), pero Dios espera que tengamos una respuesta una vez que evidencia una necesidad, un pecado o nos hace un llamado a la obediencia (Ro. 2:13; Stgo. 1:22), esta sensibilidad ante la Palabra de Dios ira perfeccionando nuestro caminar en Dios (Ef. 4:13). En segundo lugar, así como Cristo y la mujer, quien se ha encontrado con el poder de Dios, tendrá un fuerte compromiso y anhelo con compartir la Palabra de Dios, este es el propósito principal de la iglesia (Mt. 28:19-20; Hch. 1:8), obedecerlo evidenciara nuestro amor y comprensión del evangelio.


Hermanos la Biblia nos llama a mostrar frutos de nuestro nuevo compromiso con Dios (Mt. 7:20), como tal estos frutos tienen que afectar nuestra vida diaria, y las interacciones que tenemos con los demás creyentes y no creyentes, procurando reflejar siempre a Cristo. Amigo, Este cambio y poder solo se manifestará hasta que te rindas completamente al evangelio (Hch. 2:38), así recibirás una nueva vida y nuevo deseo por Dios y su gloria (Col. 2:13), te animamos a que hoy, tomes este paso de obediencia, así veras el poder de Dios obrar en ti. Dios te bendiga


Acompáñanos a leer la Biblia en un año: Juan 7-9

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.