Skip to content Skip to sidebar Skip to footer
Play

Dios ha enviado a su hijo para que aquellos que ponen su fe en El, tengan una vida en abundancia, sin despendedor de la influencia del pecado. Para experimentar esta plenitud el creyente debe anhelar la vida que esta controlada por El Espiritu Santo de Dios, asi podremos amar y anhelar alcanzar los propósitos del Señor en la tierra mirando mas alla de nuestras limitaciones o las pruebas que puedan llegar a nuestras vidas concientes de que, Dios esta en control de cada una de ellas. Este anhelo debe ir acompañado de varias acciones pecaminosas que solo estorbarían la abundancia que Dios desea darnos en nuestro diario vivir, una vez logremos esta abundancia, debemos perseverar en la victoria que ya Cristo habilito para nosotros…

Leave a comment

Conéctate con nosotros
Fokkerweg 26

Copyright © IBJR 2022. Todos los derechos reservados.